miércoles, 7 de enero de 2015

*LOS CONSEJOS DE DOÑA CARMENCITA*



LOS CONSEJOS DE DOÑA CARMENCITA ...
Doña Carmencita un día, escuchando a su nieta comentar lo mal que estaban las cosas en su vida, en su trabajo, con su matrimonio, en el mundo, etc. etc., se acercó a ella y le dijo:

"Mira, m'ija, pa'que dejes de andar quejándote, te voy a dar unas cuantas sugerencias, pa' que vivas bien y no nomás sobrevivas... ¡mírame a mí, estoy en la flor de la vida y me sigo riendo! A'i te van":

1.- Agradece por todo
No te quejes, agradece a la vida que estás, que sigues y que vives;
no más piensa que a otra bola de pendejas ya se las llevó la chingada!

2.- Cuando puedas comer... come
cuando puedas dormir... duerme,
cuando puedas disfrutar... disfruta,
cuando puedas trabajar ....trabaja,
y si aún puedes, échate unos traguitos, juega con los hijos, haz el amor o ponte a chiflar o a cantar en la regadera y agradece que tienes salud.
No te la pases quejando ¡ayyy si hubieraaaa! ¡ayyyy les di! ¡ayyy si tuviera! ¡cuánto sacrificio! No m'ijita, altas y bajas siempre ha habido y siempre las habrá.

3.- Si en la noche no puedes dormir...
sí estás vuelta y vuelta en la cama, pos' párate y ponte a hacer algo:
arregla un cajón, plancha tu blusa pa'mañana, ponte a leer...
porque si te quedas acostada con los ojos pelones vas pensar puras pendejadas...
Y lo pior es que te paras y las haces... sí ya de por sí...

4.- Los problemas grandotes, esos que son del mundo...
y que se oyen en la televisión, que sí se está calentando el planeta, que si a tal país ya se le llevaron los dineros, que si los narcos... esos, m'ija ¡mándalos a la chingada, no los vas a arreglar tú¡ Luego ni les entiendes, no te hagas pendeja. Deja que los que pueden, los arreglen.
Pero tú ocúpate de los que se ven más chiquitos, esos que sí están en tus manos. Desapendéjate, aunque sea a ratos, atiende esos, los demás a chingar a su madre!

5.- Si te dan... agarra todo lo que te den.
¡Agárralo, aprovéchalo! así sea un beso o una pendejadita, porque uno vive pensando que las cosas las genera uno, pero no sabes de qué forma te llegan... así que tú agarra ¡y no te apendejes!

6.- ¡Ahhh, pero eso sí: no agarres lo que no es tuyo!
Ni la bicicleta, ni la bolsa, ni el dinero, ni al marido o amante de otra;
lo ajeno, respétalo, es de otra; cada quien tiene lo suyo, lo que se gana y lo que se merece.

7.- Lo que hagas, ¡hazlo con ganas!
Con muchas ganas y mucho gusto, y hazlo bien o no lo hagas y déjate de pendejadas. Olvídate de las envidias, tú a lo tuyo, porque no sabes cuándo vas a valer madres...
8.- Cuídate de las cabronas y aléjate de las pendejas
Fíjate bien como son, porque... ¡hay un chingo!; conócelas y nunca seas como ellas. Ayuda y escucha a tus amigas, no hables mal de la gente, ni siquiera de las cabronas o de las pendejas; sé orgullosa, pero no seas arrogante, ni prepotente. Sé humilde, pero no agachada; sé valiente, pero no imprudente. Cuando ganes, sonríe; cuando pierdas, no armes un desmadre, y si te da la gana... llora.

9.- Nunca te preocupes por lo que no tienes, por lo que no puedes comprar Cuántas cabronas que tienen todo el dinero del mundo están en la cárcel, enfermas de la cabeza o guardadas en un hospital, asustadas e inseguras, están muy solas o tienen un marido cabrón que les pega diario. No son felices, no saben comunicarse, no tienen una familia como la tuya.
Tú tienes algo más valioso que es tu gente y tu salud; ¿esas? no tienen madre.

10.- Manda a chingar a su madre a la Muerte Que sea ella la que se preocupe por no poderte llevar, y no seas tú la que se preocupe porque ya te va a llevar

¿Así? o más claro?

Y por último mijita, si la vida te da limones...
tú pide ¡tequila y sal !
!!que limonada, ni que la chingada!!

viernes, 2 de enero de 2015

COMENÇA UN ANY NOU


COMENÇA UN ANY NOU


COMENÇA UN ANY NOU
Comença un any nou
I una nova temporà
Salut i bona collita
Esperem que portarà



En el campet de la vida
Som com un taronger
Després de la collita
L’esporgà hauràs de fer

Talla els ramals secs
Que no t’han donat flor
Son com aquelles persones
Que t’han partit el cor

Arranca els brots bords
Plens de punxes i malea
Son com les males influències
Que volen buidar-te la cartera

Pega-li foc a tot allò
Que li perjudique l’arbre
I aquell que t’ha defraudat
Que no torne a enganyar-te

Alguna escampaeta de guano
Alegria i bon humor
Utlilitzaràs per regar-lo
Contra les penes i el dolor

Circunstàncies adverses vindran
Que no podràs controlar
Per això estan els bons amics
On sempre el podràs recolzar

Voràs com l’arbre de la teua vida
Brota un dia i trau flor
En fruit es tornarà eixe somni
Que tens guardat dins del cor

No tingues ningun inconvenient
En demanar-me consell
No sé més per ser llest
És l’experiència de ser vell

 TRADUCCIÓN AL CASTELLANO:

Comienza un año nuevo
Y una nueva temporaria
Salud y buena cosecha
Esperamos que llevará

 En el campito de la vida
Somos como un naranjo
Después de la cosecha
La poda deberás hacer

 Corta los ramales secos
Que no te han dado flor
Son como aquellas personas
Que te han partido el corazón

 Arranca los brotes bordes
Llenos de pinchos y malea
Son como las malas influencias
Que quieren vaciar hacerte la cartera

 Pega fuego a todo lo
Que le perjudique el árbol
Y aquel que te ha defraudado
Que no vuelva a engañarte

 Alguna escampaeta de guano
Alegría y buen humor
Utlilitzaràs para regarlo
Contra las penas y el dolor

 Circunstancias adversas vendrán
Que no podrás controlar
Para eso están los buenos amigos
Donde siempre lo podrás apoyar

 Verás como el árbol de tu vida
Brota un día y saca flor
En fruto se volverá ese sueño
Que tienes guardado dentro del corazón

 No tengas ningún inconveniente
En pedirme consejo
No sé más por ser listo
Es la experiencia de ser viejo

jueves, 1 de enero de 2015

SEÑALES PARA SABER SI A UNA MUJER LE GUSTAS


Señales para saber si a una mujer le gustas.


psicologia


Un estudio realizado por la Universidad de Lancaster y el Imperial College de Londres descubrió lo que las mujeres dicen con su lenguaje corporal.

1. Buen humor. Las sonrisas y risas espontáneas son un signo de que ella se siente cómoda y feliz con tu compañía.

2. Toques casuales. Si una mujer está interesada en un hombre tratará de tocarlo “sin querer”. Fíjate en los roces “accidentales”.

3. Coincidencias. Pon atención a los “encuentros fortuitos”, demasiadas coincidencias son una señal.

4. Las miradas. Ojo con las miradas intermitentes, los expertos aseguran que las mujeres pueden analizar y descartar a un hombre con un vistazo.

5. Juega con su cabello. Tocarse el pelo constantemente puede ser un sinónimo de que está tratando de llamar tu atención.

6. Cruzar las piernas. Poner una pierna por encima de la otra, mostrando la pantorrilla, es un signo de interés.

7.”Hablar de frente”. Dirigir su mentón y cara hacia ti también son señales.

8. Pies separados. Al estar de pie, el mantener las piernas ligeramente separadas o jugando con los tobillos pueden revelar nerviosismo.

9. Detalles. Fíjate si ella recuerda detalles que mencionaste en conversaciones anteriores. Si está interesada, por muy distraída que sea, recordará cosas que quizás tu pasaste por alto.

10.Proximidad. Cuando la mujer gusta de un hombre la proximidad no es un problema. Pero ojo, hay que saber cuándo acercarse.

viernes, 9 de mayo de 2014

CUANDO SE AMA

CUANDO SE AMA

Imagen
Decirle a alguien
      que le amas es algo que viene del corazón, el primer lugar que te hizo amarle, desde el principio. Es algo imposible de describir, nace con una mirada, crece al conocerse y se nutre de cada momento, cada palabra, cada mirada…
      El amar a una persona es ser paciente y amable, no es ser celoso ni arrogante, ni orgulloso o agresivo. El amor no es ciego, sólo mira lo que realmente importa… aquello por lo que ha nacido en el primer lugar, a él no le importa ni el color ni el tamaño, si tiene pobreza o riqueza, obesidad o delgadez, atributos bonitos o feos, sólo importa lo que hay dentro… quien es esa persona en verdad.
Imagen
      El amor no es ciego, ni sordo, ni estúpido, de hecho mira más allá de lo que jamás dirá. Va más allá de uno y muestra quien de verdad somos a esa persona. Estar enamorados requiere ver a esa persona como de verdad es; amar es conocer todo lo bueno y malo y aun así quererle por quien es. El amor no es siempre color de rosa, porque no puedes tener amor sin dolor; el sacrificio es parte de lo que significa amar a alguien, ya que si no tienes disposición a sacrificarte por esa persona pues simplemente no la amas.
      Amar es poder confiar el uno en el otro, saber que al igual recibiríamos una bala por esa persona, y que ésta también estará dispuesta a hacerlo; saber que sin importar que esa persona estará ahí contra viento y marea. Amar es hacer que lo imposible sea posible para que esa persona amada esté feliz.
Imagen
    Amar significa tener fuertes e inquebrantables sentimientos por un mejor amigo, familia o por la persona con quien estés en la relación romántica. El amor es un sentimiento que representa afecto infinito hacia la persona querida en tu corazón.

EL VIEJO ARBOL

EL VIEJO ÁRBOL
Imagen
Había una vez un árbol... y el árbol amaba a un niño... y el muchacho venía todos los días y cogía sus hojas. Y con ellas hacía coronas e imaginaba ser el rey del bosque... y trepaba por su tronco... y se colgaba de sus ramas... y comía manzanas... y jugaba al escondite... y cuando se cansaba se dormía a la sombra... y el muchacho amaba muchísimo al árbol... y el árbol era feliz... pero el tiempo pasaba... y el muchacho crecía... y el árbol, con frecuencia estaba solo...
Un día el muchacho se acerco al árbol y éste le dijo:
-Ven, muchacho trepa por mi tronco y colúmpiate en mis ramas y come manzanas y juega en mi sombra y sé feliz...
- Soy demasiado grande para trepar y jugar - dijo el muchacho -. Necesito dinero. ¿Puedes darme un poco de dinero?
- Lo siento - dijo el árbol -, pero no tengo dinero. Solo tengo unas hojas y manzanas. Coge las manzanas, muchacho, y véndelas en el mercado de la ciudad. Entonces tendrás dinero y serás feliz...
En seguida, el muchacho subió al árbol, cogió sus manzanas y se las llevó. Y el árbol fue feliz... y el muchacho se alejó. Se fue muy lejos sin poder ver al árbol... y el árbol estaba triste... y un buen día el muchacho volvió... y el árbol se estremeció de alegría y dijo:
- Ven, muchacho, y trepa por mi tronco y colúmpiate en mis ramas y se feliz.
- Estoy demasiado atareado - dijo el muchacho - para trepar por tu tronco. Necesito una casa para cobijarme. Necesito calor como el comer. Quiero una esposa, quiero tener hijos y por eso necesito una casa.
- Yo no tengo casa - dijo el árbol -. El bosque es mi casa. Pero tu puedes cortar mis ramas y construir una casa. Entonces serás feliz...
Y el muchacho cortó sus ramas... las llevó para construir una casa... y el árbol era feliz... y el muchacho se fue lejos y no pudo ver más al árbol por mucho tiempo...
Y cuando el muchacho regresó... el árbol no podía hablar, cargado de emoción.
- Ven, muchacho - balbuceó -, ven a jugar.
- Soy demasiado viejo y asediado por la tristeza para jugar - dijo el muchacho -. Necesito un barco que me lleve muy lejos de aquí. ¿Me puedes dar un barco?
- Corta mi tronco y fabrica un barco - dijo el árbol -. Luego podrás navegar hasta playas lejanas... y serás feliz...
Y el árbol era feliz..., aunque no enteramente... le faltaba compañía... y después de mucho tiempo..., el muchacho regreso de nuevo.
- Lo siento muchacho - dijo el árbol -. Pero no me queda nada... mis manzanas desaparecieron.
- Mis dientes son demasiado débiles para comer manzanas - dijo el muchacho
- Mis ramas... han desaparecido - dijo el árbol -. Ya no puedes columpiarte en ellas.
- Soy demasiado viejo para columpiarme en ellas - dijo el muchacho -.
- Mi tronco ha desaparecido - dijo el árbol -. Ya no puedes trepar.
- Estoy demasiado cansado para trepar -dijo el muchacho -.
- Lo siento - sollozó el árbol -. Quisiera darte algo... pero ya no me queda nada... solo un raigón. Lo siento...
- Ahora necesito muy pocas cosas - dijo el muchacho -. Solo un lugar tranquilo para sentarme y descansar... Estoy demasiado cansado...
- Bueno - dijo el árbol enderezándose todo o que pudo con gran esfuerzo -. Bueno, sientate. Un viejo raigón solo sirve para asiento y descanso... ven, siéntate...
Y el muchacho lo hizo... y el árbol era feliz..., feliz..., feliz.
Imagen
Extraído de "The Given Tree" o "EL ÁRBOL GENEROSO"
Autor: ©Shel Silverstein

BIENAVENTURANZAS DE LOS ABUELOS

POR AMOR A ELLOS.
BIENAVENTURANZAS DE LOS ABUELOS
Imagen

Benditos los que son capaces de comprender que me tiembla el pulso y que mis pasos son lentos y vacilantes.
Benditos los que se acuerdan de que mis oídos ya no oyen bien y que a veces no entiendo todo.
Benditos los que saben que mis ojos ya no ven bien, y no se impacientan cuando se me cae algo de las manos y se rompe.
Benditos los que no se avergüenzan de mi torpeza al comer y me hacen un lugar en la mesa familiar.
Benditos los que me escuchan aunque les cuente mil veces el mismo cuento, o los mismos recuerdos de mi juventud.
Benditos los que no me hacen sentir de más y me demuestran su afecto con delicadeza y respeto.
Benditos los que encuentran tiempo para estar a mi lado y enjugar mis lágrimas.
Benditos los que me tiendan su mano cuando me llegue la noche y deba presentarme ante Dios.

jueves, 8 de mayo de 2014

DÉJAME DORMIR MAMA

DÉJAME DORMIR MAMA
Imagen
DÉJAME DORMIR, MAMÁ
Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta..
Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.
Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche..
Hijo mío, por favor,
que Colombia entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!
Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.
Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.
Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.
Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.
Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso..
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!
Imagen
Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!